Tensegridad y Etiopatía


En medicina refleja, tenemos siempre muy presentes conceptos que realzan la calidad y el resultado de esta terapia manual no agresiva. Desde nuestra disciplina, nos esforzamos por utilizar y desarrollar estos conceptos que se hallan muy relacionados entre sí para lograr una terapia manual armónica y obtener un resultado favorable.
Estos son, la tensegridad  la cual refiere a la interacción entre la tensión y relajación de los tendones y músculos, y su contrapartida energética, de manera tal que contribuye a la integridad total del cuerpo como unidad física/energética y también la etiopatía que se basa en la descripción realizada por el paciente y en los síntomas presentes, y así hallar el origen o la causa de la problemática a intentar resolver, por la que acude a nuestro consultorio.

Ahora el modelo de Tensegridad considera que los huesos son componentes de compresión discontinuos que se encuentran “flotando” en un tejido de tensión continua de las partes blandas. Y aquí hemos de recordar a las fascias como un tejido continuo corporal, que sin duda tiene el papel de “red tensional”.

Como ejemplos de tensegridad podemos citar a clavícula, el hioides, la articulación escapulotoracica y la columna vertebral con sus ligamentos y músculos profundos.

 

Luego de un examen mimucioso,una anamnesis exahustiva, y el riguroso examen fisico, referido a la columna vertebral, desde medicina refleja y realizando nuestra Praxis Manual detectamos lo que conocemos como DIM (desplazamiento intervertebral menor) intervenimos favorablemente buscando una corrección de esa unidad funcional vertebral, y de esta manera se restablece el equilibrio de la tensión miofascial, la alteración visceral, la retracción cicatrizal etc. Y de esa manera se restablece la tensegridad tan necesaria y su etiopatia, recuperando la homeostasis.
De esa manera desaparecerían los síntomas.

 

 

www.medicinarefleja.com

Dr Miguel Casco
Lic. Sergio Alves